Y tú, ¿qué tipo de jugador eres?

¿Que tipo de jugador eres?

¿Alguna vez te has preguntado qué tipo de jugador eres? Los juegos online atraen una inmensa cantidad de jugadores y podría pensarse que hay tantos tipos de jugadores como personas existen.

Y, curiosamente, esto no es así. Esas millones de personas que disfrutan de los diferentes juegos pueden clasificarse en categorías muy bien diferenciadas. También es cierto que dentro de esas categorías, cada jugador tiene sus variables de acuerdo a su experiencia con el juego, a su sexo o edad, a su carácter, a su lugar de nacimiento, etc. Además, existen los jugadores que pasan rápidamente de una categoría a otra si encuentran el juego ideal para ellos.

Es por ello que las categorías de jugadores acerca de las que hablaremos a continuación, son genéricas. De todos modos, estamos seguros de que te sentirás identificado o identificada con una o más de ellas.

¿Nos acompañas a descubrir qué tipo de jugador eres?

  • El inconformista: se trata del jugador que siempre está probando juegos nuevos. Este tipo de jugador es muy difícil de atrapar. Le gusta la novedad, la variedad y no se “casa” con un juego fácilmente. 

Es el clásico usuario que suele se conquistado por una plataforma de casino online con sus clásicos bonos de bienvenida, por ejemplo. También son los habituales a juegos que ofrecen un modo de prueba gratuito por un periodo de tiempo limitado. Les encanta aprovechar las ocasiones de probar diversiones nuevas, pero no les gusta gastar su dinero. Se caracterizan por perder fácilmente el interés y pasar rápidamente de un juego a otro.

  • El esporádico: es el tipo de jugador que entra en un juego muy de tanto en tanto. Lo único que busca es distraerse de su rutina diaria y pasar un rato ameno. 

El dinero no le preocupa demasiado, pero tampoco suele gastar mucho en juegos. No busca ganar o perder, solo desea divertirse, relajarse y olvidarse del estrés de su día a día. Puede repetir en el mismo juego, pero también puede dejar el juego cuando quiere y suele dejar pasar mucho tiempo hasta que regresa

  • El social: juega porque se siente parte de una comunidad. El juego le da más o menos igual, disfruta del contacto con su gente y tiene una gran cantidad de amigos. Se deja dinero en su juego favorito, pero su principal objetivo es destacar y ser admirado o reconocido por sus pares. 

Sufre enormemente si por alguna razón sus compañeros lo dejan aislado. Es un jugador adicto a la comunidad más que al juego en sí mismo.

  • El asiduo: es aquel que pasa muchas horas de su vida jugando online a sus juegos preferidos. Suele formar parte de una comunidad y es mucho más fácil que gaste su dinero ya sea en un juego de azar, en uno de rol, de aventura, de acción, de mesa o en un juego de deportes, entre otros.

Es dueño de una estrategia medianamente definida y usa la mayoría de las opciones que el juego le brinda. Aunque no suele gastar mucho dinero, es el usuario ideal para los desarrolladores o propietarios del juego.

  • El experto: Se parece mucho al jugador asiduo en el tiempo que pasa jugando online. Sin embargo, dedica mucha parte de este tiempo a calcular probabilidades. Posee un estilo de juego propio que lo caracteriza.

Es el que compra libros y estudia cuidadosamente sus estrategias. Tiene una gran experiencia en el juego y ha probado todas y cada una de sus opciones. Generalmente juega de forma agresiva. Tiene cuentas en varios foros y participa activamente de la vida online relacionada con su juego.

Es al que habitualmente se lo llama “friki” y es el jugador que mayor riesgo tiene de caer en la ludopatía.

  • El profesional: hace del juego su modo de ganarse la vida. Son muy habituales a los casinos y salas de póker. No disfruta del juego en sí mismo sino que se concentra en el dinero. No juega por divertirse, juega para ganar dinero.

Nunca se deja llevar por sus emociones y estudia cada uno de sus movimientos antes de apostar. Sabe que de su juego depende su economía.

  • El problemático: juega para descargar sus frustraciones e intenta encontrar una forma de hacerlo. Busca ser reconocido en su comunidad y para ello se vale de víctimas que sufren su acoso y sus burlas. Este accionar lo hace sentirse alguien importante.

Este jugador suele denominarse troll y está muy mal visto en juegos sociales sanos. En lugar de grandeza y popularidad, lo único que consigue es que algunos pocos le rían las gracias y otros muchos lo aparten de sus vidas.

  • El enfermo: no juega por diversión ni por ganar dinero. Tampoco juega por socializar. Solo juega porque la excitación que le produce el mismo juego, le impide dejar de hacerlo. 

Consigue un fugaz sentimiento de felicidad y de alivio que necesita renovar constantemente y solo lo logra a través del juego. No controla sus impulsos y aún siendo consciente de las consecuencias, el juego lo mantiene en tensión y no puede parar.

Miente y puede llegar a cometer delitos para obtener dinero. El juego le afecta en todas las áreas de su vida personal. Este tipo de jugadores se denominan ludópatas, suelen tener la entrada prohibida en las salas de juego y requieren de ayuda médica urgente

¿Cuál es tu juego favorito? ¿Qué tipo de jugador te consideras? ¿Te has sentido identificado con uno o más tipos de los jugadores descritos? ¡Déjanos tu experiencia en los comentarios!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos
Responsable Carlos González-Román Ferrer +info...
Finalidad Gestionar y moderar tus comentarios. +info...
Legitimación Consentimiento del interesado. +info...
Destinatarios Automattic Inc., EEUU para filtrar el spam. +info...
Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos. +info...
Información adicional Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos en nuestra página de política de privacidad.