6 Pasos para elegir el dominio adecuado para mi nueva página web

elegir el dominio adecuado

Crear un sitio web es más sencillo de lo que parece. En Internet existen miles de guías y tutoriales que puedes seguir. Lo importante es encontrar alguna plataforma (como Wix, WordPress, Zyro, Shopify, etc.) donde puedas crear una página sin necesidad de recurrir a un programador.

A pesar de que la parte técnica no es tan complicada como muchos creen, hay ciertos elementos que forman parte de la web y se deben meditar mucho antes de adquirirlos. El dominio es uno de ellos.

Un dominio web es un nombre exclusivo que se utiliza para denominar un website específico. Es decir, es la conjunción que utilizarás para nombrar tu web. El dominio actúa también como dirección digital del sitio. Es la forma a través de la cual los usuarios buscarán la web a la que quieren acceder. Es por esto que el dominio es único e irrepetible. Al igual que en el mundo físico, no pueden haber dos direcciones iguales.

El proceso de adquirir un dominio es bastante sencillo. Sólo debes ingresar a los diversos proveedores que hay en el mundo online y comprar el elegido. La adquisición de un dominio exclusivo se realiza a través de páginas que sirven como mediadoras entre propietarios y compradores. Es necesario completar un formulario con los datos del comprador dado que la compra y venta de dominios está actualmente regulada por ICANN (Internet Corporation for Assigned Names and Numbers).

Al ubicarse en la URL y, en muchas ocasiones, en correos electrónicos institucionales o profesionales, el dominio forma parte de la identidad visual de una web. Los usuarios relacionarán el dominio con la marca. Por este motivo, es necesario dedicar tiempo e investigación para poder encontrar el dominio perfecto.

Pero ¡no te preocupes!. A continuación vamos a contarte cuáles son los 6 pasos para elegir el dominio adecuado para una nueva página web.

#1 Analiza tu negocio y la identidad de tu marca para fomentar el branding.

Antes de ponerte a pensar específicamente en el dominio, debes tener un claro conocimiento de la identidad de marca de tu negocio. Como mencionamos antes, el dominio ocupa un lugar muy importante en la identidad visual. Además, será lo que los usuarios recordarán del sitio (ya sea para recomendarte o volver a buscarte). Es por esto que es necesario que el dominio se relacione con la marca.

dominio relacionado con la marca

Si es posible y está disponible, la mejor opción es utilizar el mismo nombre de marca. Esto simplificará las cosas de forma considerable.

#2 Piensa en un nombre de dominio ideal.

Quizás este nombre de dominio que pienses, no sea el que finalmente adquieras por diversos motivos (puede que no esté disponible, sea muy largo, encuentres otro mejor, etc.). Sin embargo, te dará una línea a seguir para obtener diversas opciones de cuál podría ser, finalmente, el dominio que compres.

En base al dominio ideal, puedes buscar variantes cambiando palabras, modificando el orden o, por qué no, acortando algunos términos.

#3 Elige una extensión adecuada.

El dominio está compuesto por nombre de dominio (la parte central de la URL) y extensión de dominio. La extensión de dominio es el término del final de la URL, que sigue al punto.

Es muy común no darle importancia a la extensión. Sin embargo, es una parte muy importante del dominio. La extensión influye en el costo del dominio (por ejemplo, las más populares como “.com” suelen tener un costo más elevado) y en la disponibilidad (quizás el nombre de dominio elegido no esté disponible con “.com” pero sí con “.net”).

A la vez, las extensiones orientan a los usuarios sobre el rubro de los negocios y la ubicación geográfica de los mismos.

#4 Verifica en los diversos buscadores de dominios, si el dominio elegido está disponible. Si no es así, busca más opciones.

Búsqueda de dominios

Una gran opción es, luego de realizar los pasos anteriores, ingresar a los distintos proveedores y realizar búsquedas. Quizás, con algo de suerte, tu opción ideal esté disponible. Si no es así, encontrarás que las mismas plataformas te brindan opciones similares disponibles para su adquisición. Es una gran forma de buscar ideas nuevas.

#5 Antes de adquirirlo, revisa estas cuestiones gramaticales.

Es necesario ver algunos factores gramaticales que influyen en la recordabilidad del dominio que elijas:

* No uses signos de puntuación.

* Selecciona un nombre de dominio que sea fácil de pronunciar.

* Intenta que tu dominio tenga una extensión corta.

* No utilices dominios parecidos a otros que hagan lo mismo que tú.

Tal como mencionamos antes, mientras más fácil sea de recordar el dominio, mejor será para tu web y las personas que la visiten.

#6 Compra tu dominio ideal.

Finalmente, después de cumplir con todos los pasos anteriores, puedes estar más confiado a la hora de adquirir el dominio. Si llevaste a cabo todo, dedicando tiempo e investigación, habrás conseguido un dominio que sea apto no sólo para tu web, sino también para tu negocio.

Cómo elegir el dominio mejor